Caso EE.UU vs. Nicolás Maduro et al. Un análisis descriptivo del escrito de acusación/cargos -Superseding Indictment-. (Una simple aproximación)

por | Mar 26, 2020 | Actualidad

Contexto general, aclaratorias y advertencias.

En la mañana del día de hoy (26/03/2020) se viralizó la información sobre que en los Estados Unidos de Norteamérica se procedería a presentar cargos en contra de Nicolás Maduro y otras personas las cuales se indicaba que estarían vinculadas con acciones de narcoterrorismo. Desde las 11:00 horas de la mañana se registró bastante movimiento en medios de comunicación y las redes sociales sobre actuaciones oficiales de los Estados Unidos en las que se apreció que tanto el Departamento de Justicia como el Departamento de Estado en ruedas de prensa y en las redes indicaban que en efecto habían sido presentados procesos en contra de determinados individuos y que respecto de algunos de ellos se había fijado recompensa por información que condujese a su captura.

Luego, en redes sociales grupos de mayor contenido jurídico empezó a circular archivo contentivo de lo que sería el escrito de cargos o acusación contra Nicolás Maduro y en la que se indican otras personas distintas a las que no aparecen en la información relativa a aquellas por la que se fijó recompensa, que se entiende según información de la propia página del Departamento de Estado, serían sujeto de otras acciones judiciales distintas.

De esa acusación contra Nicolás Maduro que sería presentada en la jurisdicción de la Corte de Distrito de los Estados Unidos, Distrito Sur de Nueva York, se iniciaron las tareas correspondientes a verificar si en efecto el archivo recibido es el escrito presentado cotejando que su contenido se corresponde con el texto publicado en la página de Axios[1], asimismo se contactó a un profesional del derecho con residencia en los Estados Unidos de Norteamérica para ahondar en cualquier otra información relacionada y hacer el seguimiento procesal del caso, información que a medida que se vaya recibiendo será utilizada para actualizar el estudio del tema y transmitirla a nuestros seguidores.

No obstante lo interesante y vigente del caso ante la particular situación que atraviesa Venezuela desde su múltiples dimensiones, política, económica, social, situación de derechos humanos, corrupción, vigencia del Estado de derecho, más recientemente la situación de alarma por la pandemia de coronavirus y tantas otras que darían lugar a también gran cantidad de estudios, el presente trabajo se circunscribirá al análisis descriptivo, más bien un resumen de dicho escrito de acusación –Superseding Indictment– y que puede descargarse “AQUÍ”, sin extenderse en modo alguno a consideraciones críticas y menos aún relativas a temas sustantivos o adjetivos del ordenamiento jurídico de los Estados Unidos, todo ello por una parte porque quien aquí escribe carece de titulación o licencia en derecho de dicho Estado por lo que en modo alguno debe entenderse que se está emitiendo opinión profesional, y por otro, bastante importante, porque ante la transcendencia de la acción y contexto en que se da, obliga a la mayor objetividad que sea posible para llevar a cabo la labor de investigación e intente no verse afectada por cualquier subjetividad carácter objetivo que es más aún necesario ante los hechos narrados en el escrito cuya verdadera ocurrencia o no escapan del conocimiento de la generalidad, por no decir de casi la totalidad de la población, y que entendemos en el proceso que sigue la autoridad contará con la correspondiente fase probatoria en la que se someterán a pruebas y control de los acusados tales pruebas y sus consecuencias.

NUEVO: Traducción Libre del Escrito de Acusación / Cargos disponible “Aquí”.

Del escrito de acusación/cargos -Superseding Indictment- presentado.

El escrito de acusación/cargos de apenas 28 folios fue presentado ante la Corte de Distrito de los Estados Unidos, Distrito Sur de Nueva York[2] por el Fiscal General Geoffrey S. Berman y en la que en solo 31 párrafos o secciones presenta la acusación a: (i) Nicolás Maduro Moros, (ii) Diosdado Cabello Rondón, (iii) Armando Carvajal Barrios, alias “El Pollo”,  (iv) Cliver Antonio Alcalá Cordones, (v) Luciano Marín Arango, alias “Iván Márquez”, y Seuxis Paucis Hernández Solarte, alias” “Jesús Santrich”, a quienes se les acusa por conspiración y narcoterrorismo, corrupción y violencia ejecutada por la acción concertada entre el denominado “Cartel de los Soles” y Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, imputándoseles cuatro cargos:

1.- Conspiración narcoterrorista.

2.- Conspiración para la importación de cocaína.

3.- Posesión de ametralladoras y artefactos destructivos.

4.- Conspiración para la posesión de ametralladoras y artefactos destructivos.

Sobre los hechos y los cargos señalados.

El escrito de acusación refiere que desde 1999 hasta 2020, los acusados han incurrido en una serie de hechos considerados por el ordenamiento jurídico de los Estados Unidos de Norteamérica como delitos de narcoterrorismo, conspiración para la importación de cocaína y relacionados con la posesión de armas como ametralladoras y artefactos explosivos.

De los hechos de interés referidos en el escrito se señala que las FARC son una organización terrorista lideradas por Iván Márquez, Jesús Santrich y otros, siendo una de las mayores productoras de cocaína del mundo y que han perpetrado actos de violencia contra nacionales norteamericanos y propiedades.

Que desde 1999 el Cartel de los Soles, una organización narcotraficante dirigida por militares de alto rango en Venezuela, que facilitaban las actividades de narcotráfico, además de hacer uso de las instituciones del Estado venezolano con tal fin, la cuales contaban con el apoyo de los acusados venezolanos, organización en la que entre sus líderes se encuentran los militares venezolanos acusados.

Que como parte de las operaciones de narcotráfico por los intercambio de cocaína, se le entregaba a las FARC armas militares, lo cual también era coordinado con operaciones en Honduras

Para 2004 el Departamento de Estado estimó que transitaban por Venezuela 250 toneladas de cocaína, que era generalmente transportada desde pistas clandestinas en Apure, y para lo cual los acusados venezolanos permitían el tránsito y acceso a puertos y aeropuertos venezolanos, se estiman en 2010 más de 75 vuelos clandestinos relacionados con tráfico de drogas creando un puente aéreo entre Venezuela y Honduras, teniendo beneficios de millones de dólares, y entregando a las FARC armas de naturaleza militar, ametralladoras, municiones, lanzacohetes y explosivos.

Que en 2003 el Cartel de los Soles le pagó a Jesús Santrich la suma de USD 300.000,00 para instalar un campamento de procesamiento de cocaína en Apure, y que en 2005 Chávez habría girado instrucciones que los jueces que entorpecieran la operación de las FARC serían removidos de sus cargos. En ese mismo año Venezuela daba por terminado el acuerdo de cooperación con la DEA para la lucha contra el narcotráfico.

En 2006 Maduro habría participado en el lavado de 5 millones de dólares de las FARC mediante la compra de equipos de extracción de aceite de palma desde Malasia y que serían utilizados para la siembra de palma africana en Apure que parecería legítima.

Igualmente en 2006, el Cartel de los Soles con la coordinación de dos de los acusados venezolanos militares habría remitido 5,6 toneladas de cocaína desde el Aeropuerto Internacional de Maiquetía de Venezuela a Ciudad del Carmen en una aeronave DC-9 con matrícula de los Estados Unidos, cargamento decomisado por por autoridades mexicanas.

En 2008 Chávez habría acordado con Iván Márquez el uso de fondos de PDVSA para apoyar operaciones de narcotráfico de las FARC, así como en ese mismo año, otros    acusados habrían acordado el intercambio de armas por cocaína, y que el acusado Alcalá coordinaría las actividades entre el Cartel de los Soles y las FARC.

En septiembre de 2013 el Cartel de los Soles habría enviado 1,3 toneladas de cocaína a Francia, siendo decomisada en el aeropuerto de París, Maduro luego suspende asistencia a las Naciones Unidas indicando que existían amenazas en su contra.

Que los acusados se habrían reunido tratando que no debía hacerse uso del aeropuerto de Maiquetía sino las rutas previas establecidas, y que se produjeron varias detenciones para desviar la atención en cuanto a la participación de los acusados en esa operación.

En julio de 2014 fue arrestado en Aruba el acusado Carvajal, quien luego fue liberado por autoridades holandesas. Entre octubre y noviembre de 2015, Efraín Campo Flores y Franqui Flores de Freitas habrían sido grabados acordando el transporte de múltiples cargamentos de cocaína que partirían del “hangar presidencial” y que estaban en “guerra” contra los Estados Unidos.

En 2017, Jesús Santrich habría coordinado con fuentes confidenciales de la DEA múltiples entregas de toneladas de cocaína con destino a los Estados Unidos   detenciones, así como haber mencionado de manera displicente la muerte en 1985 del agente de la DEA “kiki” Camarena.  Jesús Santrich, fue detenido y trasladado a los Estados Unidos donde suministró información a la DEA sobre los detalles de la importación de cocaína, fue liberado y actualmente fugitivo ante nueva orden de captura.

En 2019 los acusados Maduro y Cabello durante una conferencia televisada señalaron que los acusados colombianos son bienvenidos en Venezuela, estos últimos en agosto de 2019 manifestaron que las FARC iniciarían una nueva fase en su lucha armada y que sería la continuación de la lucha rebelde.

Sobre la conspiración de importación de cocaína refiere el escrito que desde 1999 hasta 2020 dichas operaciones se habrían iniciado y perpetrado desde estados como Venezuela, Colombia, México, Irán, Siria, Líbano y otros, así como que los acusados deberán ser detenidos y llevados ante la Corte del Distrito Sur de Nueva York, no solo por conspirar para llevar a los Estados Unidos sustancias prohibidas como cocaína en una cantidad muy superior a la de cinco kilos, sino también por la posesión y conspiración para la posesión de armas de naturaleza militar, ametralladoras, y explosivos.

Adicionalmente a la petición de detención de los acusados, se solicitó la confiscación de bienes de su propiedad que haya provenido directa o indirectamente de las actividades de narcotráfico a que se contrae la acusación, así como las que puedan utilizarse para la comisión de las actividades consideradas delito, igual que todas las armas y municiones.

A modo de conclusión.-

Tal como se advirtiese, reiteramos que la aproximación que aquí se hace es eminentemente descriptiva con total apartamiento de consideraciones críticas, ello con la intención de poner a disposición de cualquier interesado los hechos tal cual como la autoridad que presentó la acusación lo hiciera en su escrito de cargos y que cada lector luego pueda individualmente formarse su personal criterio sobre tan interesante y actual asunto.

Para mayor información sobre asuntos relacionados con los detalles suministrados por la Secretaría de Estado en cuento al establecimiento de recompensas y señalamiento de otras personas de las que no se ha logrado verificar si han sido formalmente acusada pueden acceder al siguiente enlace:

https://www.justice.gov/opa/pr/nicol-s-maduro-moros-and-14-current-and-former-venezuelan-officials-charged-narco-terrorism

Enlace para descargar el escrito de acusación/cargos: https://culturajuridica.org/u-s-_v-_nicolas_maduro_et_al-_s2_indictment_redacted-3-pdf-pdf/


[1] https://www.axios.com/nicolas-maduro-drug-trafficking-trump-venezuela-675eeb44-c945-4141-9e39-c8d0f37d0301.html

[2] https://nysd.uscourts.gov/