Juan Germán Roscio es un procer civil olvidado, pero no por ello significa que no haya sido un héroe al que le falten hazañas dignas de resaltar.

Entre una de sus grandes obras, o al menos la más célebre está la de haber redactado la Constitución de 1811, pero la vída y obra jurídica de este procer no comenzó allí, al graduarce en la Universidad de Caracas tuvo que accionar al ilustre Colégio de Abogados de Caracas para que admitiera su inscripción, la cual se le había negado por ser mestizo.

Una vez aceptado en el grémio capitalino, se esforzó por ser abogado en las causas nobles, una de esas causas fue un juicio que inició para evitar la segregación en la provincia de Venezuela.

Te invitamos a que te suscribas a nuestro canal de Youtube y actives las notificaciones para disfrutar de todo nuestro contenido.