MANIFIESTO INTERNACIONAL DE LA VENEZOLANIDAD

por | 17/Abr/2017 | Actualidad

MANIFIESTO INTERNACIONAL DE LA VENEZOLANIDAD

¡Venezuela será siempre irremediablemente libre! El mismo nacimiento de esta ensoñación republicana es una afrenta contra todo el odio mundano y despótico con el cual desde los siglos se han impulsado los tiranos; esta bella idea recorre tanto las instancias orgánica de nuestros cuerpos, como las inmensas llanuras a donde han de ir nuestras pisadas, y la lontananza a la cual nuestros gritos alcancen a llegar en la búsqueda constante de la superación de la infamia.

Nuestro nacimiento antes que en forma de nación o Estado, fue como sentimiento humano cuasidivino, en la voz del ilustre precursor Miranda, en el derecho del valiente Roscio y en la mesura de nuestros hombres de bien. Sin embargo ¡No pudo el despotismo reinante en la época aceptar lo bello de la venezolanidad! Entonces las armas de nuestro ejército libertador impusieron por la fuerza lo que era ya existente por naturaleza humana y la venezolanidad de Vargas, Páez y Toro nos dieron  nuestra definitiva autonomía.

La internacionalidad de nuestras pisadas es inolvidable, dado que desde nuestra propia génesis, tres venezolanos brillantes llegaron a Londres en 1810 a hacer valer nuestra autonomía de voluntad y así demostraron que la universalidad de nuestro gentilicio nos es inmanente. Por ello, dos de ellos, Lopez Mendez y Bello siguieron siendo venezolanos aún cuando jamás volvieron a pisar el suelo patrio, regando de sus restos inmortales a Chile, siendo el segundo de estos prohombres de vital importancia para sus letras y derecho. El tercero de ellos, Bolívar, no se contentó con darnos la libertad definitiva a los venezolanos, sino que tuvo que llevar la misma a cuatro naciones más.

Con el devenir del tiempo, acercándonos a los dos siglos de vida, obrando siempre con la buena fe del que ama, creímos que ya no habría más lugar entre nosotros a los vulgares designios de la tiranía y por la bondad del que tiene esperanza, fuimos atacados por la ampulosa tiranía que en 18 años ha intentado exterminar todo lo bueno y noble del sentimiento que nos conformó en nación hasta intentar erradicar lo etéreo e inmaterial que nos hace venezolanos por decreto o sentencia. No vale la pena mencionar los nombres de los tiranos causantes de semejantes males, todos pertenecen a una degeneración de la especie humana que están cegados por el odio, la envidia y el resentimiento, sin embargo, ya NO se les puede dejar obrar más en contra de nuestra nación.

De este modo, en pleno año 2017, con base a todas las congojas patrias que minan el verdadero candor venezolano y convierten en una burla lo que nació para ser hermoso; por todas las calumnias y desdichas que amenazan con extinguir el dorado orgullo de la venezolanidad, y en vista de las profanaciones que los tiranos han obrado en contra de nuestra nación; con el asesinato de nuestros conciudadanos, jóvenes en su mayoría que ejercitan su sagrado derecho a la manifestación cívica, dada la sumisión en que se tiene a nuestros hermanos a la más terrible hambre de inanición y de dignidad, nosotros los venezolanos de todas partes del mundo, que por los motivos que fueren estamos lejos del terruño nacional, MANIFESTAMOS que la protesta realizada el 15 de abril del año 2017 a nivel mundial contra el régimen tiránico que oprime a nuestra nación no fue azarosa, y por el contrario nos encontramos en estado de VENEZOLANIDAD PERMANENTE contra todo tirano que atente no solo contra nuestra integridad territorial sino contra nuestro sentimiento nacional de paz, concordia y progreso.

La venezolanidad no está conformada por algo tan disímil como la población del territorio republicano, ni por la ciudadanía del Estado, sino por todo aquel ser humano que ame verdaderamente a la nación venezolana por todo lo que representa de noble y bueno; esto es, es venezolano todo individuo humano que respete a Venezuela como madre candorosa de la libertad del género.

Por todo lo anteriormente expuesto, sirva este manifiesto para que se adhieran al estado activo de VENEZOLANIDAD PERMANENTE todos aquellos hijos del mundo de nuestra madre Venezuela y en consecuencia, obremos con todos nuestros atributos por obtener el cese de la tiranía y el rescate de nuestra nación del despotismo.

El Dios presente en cada una de las religiones que profesamos quienes suscribimos este manifiesto hace fuerte nuestra voluntad y en consecuencia nuestro camino se hace cierto y posible.

Justicia, Libertad y Hermandad.

16/04/2017

 

Un venezolano en algún lugar del mundo. CIP-Vzla

Compartir puede hacer la diferencia!